Menu
  Haga clic aquí para realizar la búsqueda


Reseñas
 
 

Encuadramiento sindical

  1. Concepto. 1 a 6
  2. Diferencias con las disputas de personería. 7 a 8
  3. Competencia. 9 a 11
  4. Criterios de resolución. 12 a 22
  5. Circunstancias irrelevantes. 23 a 27
  6. Casos particulares. 28 a 37
  7. Aspectos procesales. 38 a 50
  8. Legitimación del empleador. 51 a 55
  9. Facultades del Ministerio de Trabajo. 56 a 57
  10. Efectos de la resolución del conflicto. 58 a 60

 

  1. Concepto

 

1. Es doctrina jurisprudencial de esta Sala I que el encuadramiento sindical constituye un conflicto intersindical de derecho, planteado entre dos o más asociaciones profesionales de trabajadores con personería gremial, sobre la capacidad jurídica que emana de las respectivas personerías (cfr. “Unión de Empleados de Comercio de Coronel Pringles c/Ministerio de Trabajo s/encuadramiento sindical, SI36.523 del 10/5/91). (CNAT, Sala I, 29/12/2005, “Ministerio de Trabajo c/Agrupación Obrera de la Cerámica s/sumario”).

2. Los conflictos de encuadramiento sindical se pueden definir como "… un conflicto de derecho entre dos o más asociaciones que gira en torno a la capacidad jurídica que emana de sus respectivas personerías y que remite a cotejar las resoluciones que fijan los límites del agrupamiento", o en otras palabras, "… se trata de una contienda de dos o más entes con personería gremial que polemizan acerca de cuál sería el apto para representar a los trabajadores de determinada categoría o de determinado establecimiento". (CNAT, Sala IX, 17/03/2005, “Federación Argentina de Trabajadores de Luz y Fuerza c/Ministerio de Trabajo Empleo y Seguridad Social de la Nación s/nulidad de resolución").

3. El encuadramiento sindical constituye un conflicto intersindical entre dos o más entidades sindicales de primer grado y con personería gremial, respecto de la representación de un grupo determinado de trabajadores (conf. Recalde, Héctor y Rodríguez, Enrique "Nuevo Régimen de Asociaciones Sindicales", Edit. Gizeh, pág. 276). Entonces, resulta ineludible que el planteo se suscite entre dos entidades con personería gremial toda vez que, a fin de dirimir este tipo de controversias, deben cotejarse las resoluciones que fijan el ámbito de representación personal, funcional y territorial de cada asociación. (C.N.A.T., Sala X, 05/11/2001, “La Pastoriza S.A. c/Comisión Arbitral de la C.G.T.”, LL 2002-C, 501).

4. La contienda de encuadramiento sindical trasunta una controversia intersindical de derecho entre dos o más asociaciones que giran en torno a la capacidad jurídica que emana de sus respectivas personerías y que se remite a cotejar las resoluciones que fijan los límites del agrupamiento, en esa suerte de adecuada delimitación llamada "mapa de personerías" (Del dictamen del Procurador General del Trabajo). (C.N.A.T., Sala II, 20/03/1996, “Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor de la República Argentina c/Ministerio de Trabajo”, DT 1997-A, 1110).

5. Los conflictos de encuadramiento sindical se presentan cuando la representación de un trabajador o grupo de trabajadores es susceptible de ser ejercida por más de un sindicato. Ello puede tener origen ya en una superposición en el ámbito territorial de actuación de dos asociaciones de tipo vertical, o en la de una vertical y una horizontal (Torre-Morando ob. cit.; p. 196). O bien, en síntesis, cuando se trata de determinar cuál es el ámbito real de representación de una asociación profesional, para lo cual se deberá traducir sobre la realidad el marco que le reconoce su personería gremial (Vázquez Vialard, ob. cit.; p. 182). (C.N.A.T., Sala VII, 27/09/1989, “Sindicato Unificado de la Educación”).

6. El encuadramiento sindical consiste en definir, en cada caso concreto y con carácter declarativo, en qué ámbito de representación gremial está incluido un determinado colectivo de trabajadores. (Procuración del Tesoro de la Nación, Dictamen Nº 165, “Federación Sindicatos Unidos Petroleros del Estado”, 01/11/1999, Dictámenes 231:131).

 

  1. Diferencias con las disputas de personería

7. Los conflictos de encuadramiento sindical se presentan cuando la representación de un trabajador o grupo de trabajadores es susceptible de ser ejercida por más de un sindicato, pero no cuando la resolución administrativa atacada afecta a una personería gremial preexistente porque el sindicato recurrente ya venía gozando de ella. (C.N.A.T., Sala VII, 27/09/1989, “Sindicato Unificado de la Educación”).

8. Corresponde desestimar la acción tendiente a cuestionar una resolución del Ministerio de Trabajo de la Nación que homologó un convenio colectivo, por tratarse de una controversia de encuadramiento sindical. (En el reclamo, se alegaba una incapacidad de la Asociación del Personal Jerárquico  de Agua y Energía para representar al Personal Jerárquico de Hidroeléctrica Tucumán S.A.). Existe una diferencia entre las contiendas de encuadramiento sindical y las disputas de personería, la cual reside en que en estas últimas un sindicato pretende desplazar a otro con sustento en una mayor representatividad (arts. 25, 28 y concs. De la ley 23551), y en las primeras se trata de dos entes con personería gremial que polemizan acerca de cuál de ellos sería el apto para representar a los trabajadores de determinada categoría o de determinado establecimiento. (F.G., Dict. Nº 39454, 6/12/04, “Federación Argentina de Trabajadores de Luz y Fuerza c/Ministerio de Trabajo Empleo y Seguridad Social de la Nación s/nulidad de resolución”).

 

  1. Competencia

9. El encuadramiento sindical para el pago de aportes del personal, corresponde a la autoridad administrativa del trabajo, resultando incompetente la justicia para decidir al respecto.
El Ministerio de Trabajo resulta ser la autoridad a quien se le ha conferido la facultad de determinar los encuadramientos sindicales, por lo que la jurisdicción debe partir de la misma, no resultando adecuado que el Poder Judicial conozca en aspectos gremiales y sindicales que por su propia naturaleza la ley ha incluido en otra órbita, sin perjuicio de que ante cuestionamientos precisos al respecto efectúe el pertinente control jurisdiccional.
El conflicto planteado entre dos asociaciones profesionales con personería gremial que pretenden la representación de determinada actividad, constituye una cuestión de encuadramiento sindical que debe ser resuelta por la autoridad administrativa de aplicación en cuestiones de trabajo. (C.N.A.T., Sala VII, 28/02/1983, “Asociación de Supervisores de la Industria Metalúrgica de la República Argentina c/Tait S.A.”, DT 1983-A, 727).

10. Resulta ajeno al ámbito jurisdiccional examinar cuestiones vinculadas con la facultad de determinar el encuadramiento sindical de un sector laboral, tarea que compete a los órganos administrativos. (C.S.J.N., 25/02/1982, “Fed. Única de Viajantes de Arg. c/Xerox Argentina I.C.S.A.”).

11. El conflicto planteado entre dos asociaciones profesionales con personería gremial que pretende la representación de determinada actividad, constituye una cuestión de encuadramiento sindical que debe ser resuelta por la autoridad administrativa de aplicación en cuestiones de trabajo. El encuadramiento sindical para el pago de los aportes del personal corresponde a la autoridad administrativa del trabajo, resultando incompetente la justicia para decidir al respecto. (C.N.A.T., Sala VII, 31/08/81, "Unión Personal de Fábricas de Pinturas y Afines c/Alba S. A.", TySS 1981-727).

 

  1. Criterios de resolución

12. Para la resolución de conflictos intersindicales como el que nos convoca es necesario tener en cuenta no sólo el alcance de la resolución que confiere personería a las entidades de conformidad con sus respectivos estatutos, sino también la actividad específica a la que se encuentran afectados los trabajadores. (C.N.A.T., Sala II, 04/02/2009. “Sindicato Unico de la Industria del Vestido c/Comisión Arbitral de la Confederación General del Trabajo”).

13. Los conflictos de encuadramiento sindical deben dirimirse tomando en consideración el ámbito de representación según lo que establezcan las resoluciones que otorgan la personería gremial a las entidades actuantes, y por otro lado la actividad principal de la empresa en que se desempeña el personal cuya representación pretenden. (C.N.A.T., Sala VI, 21/11/2007, “Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor de la República Argentina S.M.A.T.A. c/Ministerio de Trabajo”, DT 2008-231).

14. El conflicto de encuadramiento sindical debe resolverse en función del ámbito de representación de las asociaciones profesionales a que hacen referencia las decisiones que reconocieron personería gremial; las claves para resolver en conflicto son: a) actividad que desarrolla la empresa que emplea a los trabajadores respecto de cuya inclusión dentro de un ámbito de representación gremial se discute; b) determinar si aquélla se halla incluida dentro de la proyección del haz de representación sindical que se le ha asignado a las asociaciones profesionales enfrentadas en el conflicto.
Para dirimir los conflictos de encuadramiento sindical, deben tomarse en consideración dos elementos fundamentales: el ámbito de representación que confieren a las asociaciones gremiales en pugna las resoluciones administrativas que les otorgan personería gremial, ya que éstas delimitan el ámbito de representación sindical de cada una de ellas, y la actividad principal de la empresa en que se desempeña el personal cuya representación pretenden ambos sindicatos. (Procuración del Tesoro de la Nación, Dictamen Nº 30, “Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor de la República Argentina”, 29/01/2004, Dictámenes 248:129)

15. Las controversias intersindicales de derecho entre asociaciones profesionales en torno a la capacidad de representación emanada de las respectivas personerías, remite a cotejar las normas que puntualmente las acuerdan, en pos de la adecuada integración de cada segmento representativo en el correspondiente "mapa de personerías". (C.S.J.N., 31/10/2002, “Asociación Argentina de Actores c/Ministerio de Trabajo”, DT 2002-B, 2291).

16. El criterio de exclusividad que emana del ordenamiento legal exige que el caso de superposición de representaciones, deba preferirse a la que recibió la personería gremial en último término. (C.N.A.T., Sala X, 30/09/02, “Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor de la República Argentina c/Estado Nacional s/Ley de Asociaciones Sindicales”).

17. El Sindicato de Guincheros y Maquinistas de Grúas Móviles es una entidad de tipo horizontal, ya que alude específicamente a un oficio. Si bien es cierto que la actividad principal es la prestación de servicio de transportes, también se realiza la carga y descarga con elementos especiales (grúas, guinches, otros). Ante la confluencia de entidades horizontales y verticales no debe prevalecer la actividad, porque ello implicaría la desaparición del sindicato de tipo horizontal y vulnera el principio de libertad sindical (art. 4 de la ley 23551). Y en el caso concreto, el Sindicato de Guincheros resulta el más específico para ejercer la representación del sector grúas. (C.N.A.T., Sala I, 23/08/2002, “Ministerio de Trabajo c/Sindicato de Guincheros y Maquinistas de Grúas Móviles s/sumario”).

18. Las controversias sobre encuadramiento sindical deben ser resueltas conforme a la especialidad que deriva de la personería posterior, o sea la de la apelante -Smata- pues de otro modo no se comprenderían los alcances de la representación de la recurrente en un sistema en el cual no aparece viable la coexistencia de ambas asociaciones (Del dictamen del Procurador General del Trabajo).
En las hipótesis de problemas de encuadramiento sindical resulta fundamental para seleccionar la solución evaluar la actividad de la empleadora, pues aunque el diferendo está referido fundamentalmente al plano de los trabajadores, cuando se enfrentan organizaciones gremiales de las denominadas verticales, la circunstancia constituye el elemento decisivo para declarar cuál es la que debe representar al personal de la empresa involucrada. (Del voto del Dr. Bermúdez). (C.N.A.T., Sala II, 20/03/1996, “Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor de la República Argentina c/Ministerio de Trabajo”, DT 1997-A, 1110).

19. Para dirimir los conflictos de encuadramiento sindical deben tomarse en consideración dos elementos fundamentales: el ámbito de representación que se confiere a las asociaciones gremiales en pugna, las resoluciones administrativas que les otorgan personería gremial, ya que éstas delimitan el ámbito de representación sindical de cada una de ellas y la actividad principal de la empresa en que se desempeña el personal cuya representación pretenden ambos sindicatos. (C.N.A.T., Sala III, 14/06/1995, “Sindicato de Empleados del Vidrio y Afines c/Estado nacional -Ministerio de Trabajo”, DT 1996-A, 57).

20. El encuadramiento sindical en el régimen legal de las Asociaciones Sindicales de nuestro país debe resolverse confrontando exclusivamente el contenido de las resoluciones que confieren la personería y en concordancia con el oficio o profesión desarrollado por los trabajadores involucrados con la actividad que corresponde a la empresa a la que  pertenecen. En tal sentido, si la empresa en cuestión se dedicaba a la venta de maquinarias agrícolas, tal actividad se encuentra enmarcada dentro del S.M.A.T.A. (C.N.A.T., Sala II, 07/09/1994, “S.M.A.T.A. c/Ministerio de Trabajo s/ley de asociaciones sindicales”).

21. Para decidir sobre el encuadramiento sindical cabe estar esencialmente en la naturaleza de la actividad específica del establecimiento antes que a la envergadura que pueda haber adquirido. (C.N.A.T., Sala III, 31/05/1991, “Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino c/Ministerio de Trabajo, DT 1991-B, 1204).

22. Para resolver el encuadre sindical corresponde considerar cuál es la actividad que desarrolla la empresa que emplea a los trabajadores respecto de los que se discute y determinar si se halla o no incluida dentro de la proyección de representación sindical que se le ha asignado a las asociaciones profesionales enfrentadas en el conflicto (C.N.A.T., Sala III, 27/03/1991, “Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor”, DT 1991-B, 2215).

 

  1. Circunstancias irrelevantes

23. La afiliación sindical de los trabajadores o el convenio que se les aplique, no constituyen elementos válidos para discernir sobre el encuadramiento sindical, pues las partes siempre los ha de hacer valer de acuerdo a sus conveniencias personales o a un error de los sujetos intervinientes en esos actos. (C.N.A.T., Sala I, 29/12/2005, “Estado Nacional c/Agrupación Obrera de la Cerámica s/sumario”).

24. Resultan irrelevantes, a los efectos de resolver una cuestión de encuadramiento sindical, el número de trabajadores de la empresa, a afiliados a una organización, y el convenio colectivo de trabajo que, de hecho, la empleadora estuviera aplicando. (C.N.A.T., Sala X, 30/09/02, “Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor de la República Argentina v. Estado Nacional s/Ley de Asociaciones Sindicales”).

25. En la actualidad no se discute en doctrina la intrascendencia de las afiliaciones en los conflictos de encuadramiento, y la vigencia o aplicación de una norma convencional no incide en dicho conflicto, pues no debe confundirse el "encuadramiento sindical" con el "encuadramiento convencional" (Del dictamen del Procurador General del Trabajo).
La supuesta preeminencia que algunos precedentes judiciales y recientemente el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social intentan proyectar sobre la voluntad de afiliación de los trabajadores carece de relevancia jurídica y además no se compadece con la sistemática legal adoptada, ya que no se trata de la aplicación del art. 28 de la ley 23.551 ni siquiera por vía analógica en la medida que no se cotejan ambos ámbitos de representatividad sino personerías preexistentes, simultáneas y en relación al personal de un empleador con lo cual la remisión a dicha ley es totalmente equívoca y carente de fundamento fáctico adecuado para el tipo de conflicto que se suscitara (del voto del Dr. Bermúdez). (C.N.A.T., Sala II, 20/03/1996, “Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor de la República Argentina c/Ministerio de Trabajo”, DT 1997-A, 1110).

26. La afiliación sindical de los trabajadores o al convenio que se les aplique, no constituyen elementos válidos para discernir sobre el encuadramiento sindical, pues las partes siempre los han de hacer valer de acuerdo a sus conveniencias personales o a un error de los sujetos intervinientes en esos actos. (C.N.A.T., Sala III, 31/05/1991, “Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino c/Ministerio de Trabajo, DT 1991-B, 1204).

27. La decisión relativa al encuadramiento sindical, en caso de que dos o más asociaciones profesionales se atribuyan la representación de los intereses colectivos de un mismo sector de trabajadores, ha de resolverse en función del ámbito de representación reconocido a cada una de ellas, con prescindencia de la afiliación sindical que tengan los trabajadores involucrados así como del convenio colectivo que en la práctica se les aplica. (C.N.A.T., Sala III, 27/03/1991, “Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor”, DT 1991-B, 2215).

 

  1. Casos particulares

28. Debe confirmarse la resolución del Ministerio de Trabajo que atribuyó personería a la entidad Asociación del Personal Argentino de Yaciretá para representar al personal que presta servicios en el ente en territorio nacional, desestimando el planteo de la Asociación de Profesionales Universitarios del Agua y la Energía Eléctrica que pretendían se los encuadre dentro de su actividad. Por tener personalidad internacional la entidad Binacional Yaciretá no es una empresa que torne aplicables las previsiones del art. 29 Ley de Asociaciones Sindicales.  (Del Dictamen del Fiscal General, al cual adhiere la Sala). (C.N.A.T., Sala X, 27/02/2009, “Asociación del Personal Argentino de Yaciretá c/Ministerio de Trabajo s/Ley de Asoc. Sindicales”).

29. Corresponde confirmar la resolución de la Comisión Arbitral de la Confederación General del Trabajo que resolvió el encuadramiento sindical respecto de los diversos trabajadores de una empresa dedicada al prelavado, teñido, secado y planchado de prendas de vestir a favor de la Unión Obreros y Empleados Tintoreros Sombrereros y Lavaderos de la República Argentina y no del Sindicato de la Industria del Vestido, pues, el hecho de que tales tareas se vinculen con el proceso productivo de diversas empresas, no implica que no puedan diferenciarse en función de su especificidad, máxime cuando dicha decisión se sustenta en una análisis razonable y detallado de los ámbitos de representatividad de las asociaciones sindicales en conflicto. (C.N.A.T., Sala II, 04/02/2009, “Sindicato Único de la Industria del Vestido c/Comisión Arbitral de la Confederación General del Trabajo”).

30. Es improcedente encuadrar al personal de una estación de servicio que, desarrolla como actividad accesoria servicios relacionados con la actividad petrolera y de la construcción, en el ámbito de representación del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor de la República Argentina —S.M.A.T.A— si, no ha sido acreditada la comercialización de repuestos o accesorios de automotores por parte de la empleadora. (C.N.A.T., Sala VI, 21/11/2007, “Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor de la República Argentina S.M.A.T.A. c/Ministerio de Trabajo”, DT 2008-231).

31. El Sindicato de Guincheros y Maquinistas de Grúas Móviles es una entidad de tipo "horizontal", ya que alude específicamente a un oficio. Si bien es cierto que la actividad principal es la prestación de servicio de transportes, también se realiza la carga y descarga con elementos especiales (grúas, guinches, otros). Ante la confluencia de entidades horizontales y verticales no debe prevalecer la actividad, porque ello implicaría la desaparición del sindicato de tipo horizontal y vulnera el principio de libertad sindical (art. 4 de la ley 23551). Y en el caso concreto, el Sindicato de Guincheros resulta el más específico para ejercer la representación del sector grúas. (C.N.A.T., Sala I, 23/08/2002 "Ministerio De Trabajo c/Sindicato de Guincheros y Maquinistas de Grúas Móviles s/sumario").

32. El personal que opera las "grúas transtainer" (en el caso concreto perteneciente  
 a la empresa Murchison SA), se halla encuadrado dentro del ámbito representativo del "Sindicato Guincheros y Maquinistas de Grúas Móviles", sin perjuicio del derecho de libre agremiación del art. 4 de la ley 23.551. Esto es así, porque la profesionalidad específica es lo distintivo del nucleamiento de los obreros guincheros y maquinistas , y este es un dato que -en el contexto del tratamiento legislativo de la tipificación legal aceptada por el ordenamiento legal sobre asociaciones sindicales- confiere a este agrupamiento un carácter horizontal -en razón de un oficio específico y detallado- que comprende a todo patrono que opere aquel tipo de maquinarias mediante los servicios de "guincheros y maquinistas", lo que revela la especificidad frente a la carga y descarga genérica de buques y otros artefactos navales. (C.N.A.T., Sala V, 14/03/1997 "Ministerio De Trabajo c/Sindicato de Guincheros y Maquinistas de Grúas Móviles s/sumario").

33. Si la empresa grababa los envases que se comercializan para medicinas, pero no efectuaba operaciones de industrialización del producto, y tampoco utilizaba materias primas, sino solo herramientas de trabajo, corresponde que sus dependientes queden
encuadrados en el Sindicato de Empleados de Comercio. (C.N.A.T., Sala VII, 04/11/1996, “Sindicato de Empleados del Vidrio y Afines c/ Ministerio de Trabajo” s/ley de asociaciones sindicales).

34. Si la actividad que desarrolla una empresa consiste en revender el vidrio casi en las mismas condiciones en que lo compra, con excepción de algunos procesos que hacen su mejor traslado o presentación (cortado, biselado, pulido de bordes), no corresponde encuadrar al personal de la misma en el ámbito de representación del Sindicato de Empleados de la Industria del Vidrio y Afines de la República Argentina sino en el Sindicato de Empleados de Comercio, ya que aquél agrupa a los trabajadores que presten servicios en fábricas o establecimientos en donde se elaboren, procesen o transformen artículos de vidrio o cristal y a la distribución de las actividades industriales mencionadas y los procesos que hacen al mejor traslado o presentación referidos, no pueden ser calificados de "industriales" en los términos señalados. (C.N.A.T., Sala III, 14/06/1995, “Sindicato de Empleados del Vidrio y Afines c/Estado nacional -Ministerio de Trabajo”, DT 1996-A, 57).

35. Si de la inspección realizada resulta que la empresa se dedica principalmente a la tornería mecánica, laminación de discos, rectificación de motores y reparaciones en general cabe declarar que su personal se encuentra comprendido en el ámbito de representación de la UOMRA y no de SMATA. (C.N.A.T., Sala IV, 31/05/1993, “Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor s/encuadramiento sindical de la firma Carioli Hnos.”, DT 1993-B, 1101).

36. Si la empresa tiene como actividad principal la fabricación de estructuras metálicas con perfiles de chapas, ocupando la mayor parte de su personal en tareas metalúrgicas típicas, y su producción que no sólo se destina al montaje en construcción sino también a otras industrias, no corresponde atribuir la representación a la UOCRA. (C.N.A.T., Sala VII, 24/05/1993, “Unión Obrera Metalúrgica c/Estado nacional - Ministerio de Trabajo”, DT 1994-A, 958).

37. El personal que presta servicios en el cementerio de la colectividad británica debe considerarse representado por el Sindicato de Obreros de los Cementerios de la República y no por el Sindicato de Empleados de Comercio. (C.N.A.T., Sala V, 28/02/1991, “Sindicato Empleados de Comercio”, DT 1991-A, 997).

 

  1. Aspectos procesales

38. No se ha previsto el trámite a seguir en los supuestos en los que se recurre la decisión que emana, como en el caso, de una asociación sindical de grado superior (CGT). En tales condiciones, aún en el caso de considerarse que se aplican en forma analógica los requisitos establecidos en el último párrafo del art. 62, ley 23551, teniendo en cuenta que la recurrente interpuso su recurso dentro de los 15 días hábiles de notificada de la resolución de la comisión arbitral de la CGT (ver cédula de fs. 285 y cargo de fs. 28), corresponde tratar la presente queja, pues de lo contrario se incurriría en un excesivo rigor formal y se afectaría el derecho de derecho de defensa en juicio y de acceso a la jurisdicción previstos en el art. 18, CN. (C.N.A.T., Sala III, 20/11/08, “Unión Personal de Seguridad de la R.A c/Comisión Arbitral de la Confederación General del Trabajo”).

39. La Cámara no posee aptitud para juzgar la acción declarativa orientada a obtener certeza acerca de la entidad sindical llamada a representar a los trabajadores de la empresa accionante, puesto que el art. 62 de la ley 23.551 (DT, 1988-A, 802), ciñe la competencia de aquélla, a los recursos deducidos contra resoluciones administrativas de carácter definitivo, o aquellas otras que, en los conflictos intersindicales de encuadramiento, son el resultado de un pronunciamiento de la autonomía sectorial en los términos del art. 59 de la citada ley (del dictamen del Fiscal que la Sala hace suyo). (C.N.A.T., Sala VII, 02/10/2007, “Osme Logística S.A. c/Unión Obreros y Empleados Plásticos”, IMP 2007-23, 2218).

40. Corresponde revocar la resolución del Ministerio de Trabajo que rechazó el recurso jerárquico interpuesto por la empresa actora y ordenó remitir las actuaciones a la Dirección Nacional de Relaciones del Trabajo para continuar con el trámite de negociación colectiva, pues, ello conlleva la decisión de una contienda de encuadramiento sin aplicar el régimen previsto por la ley 23.551 (Adla, XLVIII-B, 1408) para la resolución de este tipo de conflictos, y ello constituye un vicio trascendente, porque no son admisibles las decisiones de las controversias intersindicales de representación en el marco incidental de la constitución de una comisión paritaria. (C.N.A.T., Sala III, 14/11/2006, “Atento Argentina S.A. c/Federación de Obreros y Empleados Telefónicos de la República Argentina Foetra y Otro s/ley de Asociaciones Sindicales”).

41. No resulta procedente resolver una contienda intersindical de representación en el marco de una acción de nulidad de un acto homologatorio de un convenio colectivo, porque esto implica alterar el diseño legal preestablecido por los arts. 59 y concs. de la ley 23551 para la composición de este tipo de controversias y que se sustenta en principios que hacen a la autonomía y libertad sindical (en igual sentido, CNAT, Sala IV, sentencia Nro. 41807, del 28.11.2003, dictada en autos “Confederación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios c/Ministerio de Trabajo y Seguridad de la Nación s/Impugnación de Acto Administrativo”). (C.N.A.T., Sala III, 21/06/2006, “Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios c/Ministerio de Trabajo Empleo y Seguridad Social s/nulidad de resolución”).
                                                                                                                      
42. Finalmente, corresponde señalar en orden al cuestionamiento vinculado a la aptitud del SUTEP para representar a los empleados de la empresa demandada que, en el caso subyace un conflicto de encuadramiento sindical que, de ningún modo puede ser dirimido, tal como ha sido expuesto, ni por el sentenciante de la instancia previa ni por ésta Alzada, puesto que, dicha cuestión depende de un debate amplio y pruebas concretas relacionadas con el ámbito de representación que se disputan dos entidades sindicales, en el cual debe determinarse cuál de ellas detenta la representación de los trabajadores de la actividad desarrollada por la demandada, en función de la personería gremial otorgada oportunamente y el ámbito de representación específico. (CNAT, Sala II, 20/12/05, “Asociación de Agentes de Loterías y Afines De La Republica Argentina A.A.L.A.R.A. c/Godel Quilmes S.A. s/juicio sumarísimo”).

43. El art. 59 de la L.A.S. establece que las entidades que planteen temas de  encuadramiento sindical deben agotar previamente la vía asociacional antes de someter el conflicto a la autoridad administrativa del trabajo. La vía asociacional concluye mediante el pronunciamiento de la organización de grado superior a la que se encuentren adheridas o a la que estén adheridas las federaciones que integren. En el conflicto intersindical entre sindicatos adheridos a federaciones distintas interviene la organización gremial de tercer grado, la Confederación General de Trabajadores (C.G.T.). Llegado a esa instancia, y en caso de no obtener pronunciamiento dentro del término de 60 -sesenta- días hábiles, la norma precitada establece que cualquiera de las entidades podrá solicitar el sometimiento de la cuestión al Ministerio de Trabajo que a su vez tendrá otro plazo de 60 -sesenta- días para resolver. En caso de silencio, cualquier parte interesada podrá pedir pronto despacho (art. 10 de la Ley Nacional de Procedimiento Administrativo Nº 19549) y transcurridos otros 30 días hábiles podrá utilizar la vía prevista en el art. 62 inc. e) de la ley 23551 recurriendo a la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo. (Supr. Trib. Just. Río Negro, 12/07/05, "Federación Obreros y Empleados de Estaciones de Servicio c/C., J. C. y/u otro s/sumario s/ inaplicabilidad de ley”).

44. Para resolver las cuestiones atinentes al encuadramiento sindical es necesario previamente agotar la vía asociativa, recurriendo a la entidad sindical de grado superior y, en caso de tratarse de asociaciones de primer grado, se debe recurrir a la de segunda -federaciones- y si se trata de una asociación de segundo grado, a la entidad de tercer grado, resolviendo en ese caso, el comité de encuadramiento que funciona en la Confederación General del Trabajo conforme lo prevé el art. 53 de la ley 23.551 y que se ha reglamentado a través del dec. 1040/01. (Cámara 1ª del Trabajo de Mendoza, 04/08/2005, “Sindicato Obreros Panaderos Mendoza c/Carrillo, Juan P.”).

45. Una contienda antisindical, en principio, debe ser resuelta en los términos de los arts. 59 y concs. de la ley 23.551 y genera, en definitiva, la inclusión de la controversia en el ámbito del art. 62 de la citada norma, que abre la aptitud jurisdiccional originaria de esta Cámara (del dictamen del Fiscal General). (C.N.A.T., Sala IX, 28/04/2005, “Federación Marítima Portuaria y de la Industria Naval c/Ministerio de Trabajo).

46. Si bien los artículos 61 y 62 de la ley 23.551 disponen que la competencia de la C.N.A.T. comprende sólo los recursos contra resoluciones administrativas de carácter definitivo, de tratarse la queja interpuesta por un sindicato en el marco de un conflicto intersindical de representación aun cuando el Ministerio de Trabajo no haya emitido un pronunciamiento que ostente dicho carácter definitivo, todo ello por razones de eficiencia y economía procesal, en tanto en el caso existe una suerte de cuestionamiento de la competencia actual del Ministerio de Trabajo porque el recurrente considera que el decreto 1040/01  desnaturaliza el artículo 59 de la ley 23.551 y suprime la vía asociacional bajo el pretexto de la desafiliación o no afiliación de una sola entidad de primer grado. (C.N.A.T., Sala V, 14/03/2005, “Asociación del Personal de Economía y Hacienda c/Ministerio de Trabajo”).

47. Como bien señala el Sr. Fiscal General ante esta Cámara, "el motivo esencial del planteo de nulidad efectuado por la recurrente, se proyecta sobre una alegada incapacidad de la Asociación del Personal Jerárquico de Agua y Energía para representar al personal jerárquico de Hidroeléctrica Tucumán S.A. …", lo que pone de relieve que en las presentes actuaciones subyace de una manera clara una controversia de encuadramiento sindical, circunstancia que, como también describe el Dr. Álvarez, admite la propia apelante al sostener que, se debería analizar la personería de Hidroeléctrica Tucumán S.A. y el personal jerárquico -aunque partiendo de un error de conceptualización-, lo que, sin lugar a dudas significa el detalle de un proceso que culminaría con una decisión de encuadramiento. Además, en este tipo de conflictos, se prevé un sistema especial para la solución de estas contiendas que tiene como órgano competente a la autoridad administrativa en su carácter de intérprete último de este tipo de decisiones (art. 62 Ley 23.551). (CNAT, Sala IX, 17/03/2005, “Federación Argentina de Trabajadores de Luz y Fuerza c/Ministerio de Trabajo Empleo y Seguridad Social de la Nación s/nulidad de resolución").

48. La resolución de la Comisión Arbitral (vía asociacional) referida a un encuadramiento sindical puede recurrirse aplicando al caso, en forma analógica, el plazo establecido en el art. 62 párr. final ley 23551. Esto es así, toda vez que se trata de un único recurso destinado a cuestionar la resolución de un conflicto intersindical de representatividad, sea cual fuere el organismo legalmente competente que hubiere dictado tal resolución. (C.N.A.T., Sala III, 13/05/2002, “Sindicato de Empleados Textiles de la Industria y Afines SETIA c/Confederación General del Trabajo s/Ley de Asociaciones Sindicales”).
49. Es improcedente exigir que agote la vía asociacional el empleador que cuestiona una decisión de encuadramiento sindical del personal de su empresa, toda vez que éste no está asociado a la Confederación General del Trabajo y no tiene obligación de someterse a esa jurisdicción. (C.N.A.T., Sala X, 05/11/2001, “La Pastoriza S.A. c/Comisión Arbitral de la C.G.T.”, LL 2002-C, 501).
50. En un conflicto de encuadramiento sindical no es procedente como confesional la absolución del representante legal de la empresa cuyo personal está involucrado en la cuestión, porque esa empresa no es parte en las actuaciones. (C.N.A.T., Sala III, 14/06/1995, “Sindicato de Empleados del Vidrio y Afines c/Estado nacional -Ministerio de Trabajo”, DT 1996-A, 57).

 

  1. Legitimación del empleador

51. En tren de precisiones conceptuales, resulta oportuno destacar que la cuestión del encuadramiento no puede desconectarse de la del alcance del acto de otorgamiento de la personería gremial, pues aquélla institución del derecho sindical argentino -que sólo puede presentarse en regímenes como el nacional, en que existe un concepto de reconocimiento de la personería gremial con exclusividad para la defensa y representatividad de los derechos colectivos respecto de un sector determinado de actividad laboral (art. 31, ley 23551) con la consiguiente tutela de sus representantes (arts. 40, 41, 43, ley cit.), aún cuando se admita la presencia de otras asociaciones sindicales dentro del mismo- reviste particular implicancia y directa afectación de derechos y deberes de todos aquellos sujetos involucrados en las relaciones laborales y no solamente respecto de las entidades sindicales protagonistas del conflicto. En este sentido es dable advertir que los empleadores están ligados por obligaciones importantes respecto de la asociación sindical y sus representantes (Rodríguez Mancini, J., "Legitimación activa del empleador en las cuestiones de encuadramiento sindical", D.T. 1996-B-057), razón por la cual y como resolviera la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el precedente "Sindicato de trabajadores de la industria de la alimentación" (agosto 13-996) comentado por el autor citado, no parece aceptable impedirle la posibilidad de adecuada -y autónoma, no meramente coadyuvante- intervención en el debate que necesariamente deberán radicar y disputar los contendientes directos ante la autoridad de aplicación y mediante el procedimiento establecido a tal fin (art. 59, ley 23.551). (S.C.B.A., 21/11/2007, “"Chaves, Lilia c/Municipalidad de Villa Gesell s/tutela sindical").

52. La C.S.J.N. a través del fallo: “Sindicato de Trabajadores de la Industria de Alimentación c/Ministerio de Trabajo de la Nación” del 13/8/96, ha admitido la participación plena del sector empresarial en todas las contiendas de encuadramiento y/o representación sindical. (F.G.,  Dictamen Nº 41147, 12/10/2005, “Centro de Empleados de Comercio de Lomas de Zamora c/Comité Arbitral de la C.G.T. s/Ley de Asoc. Sindicales”).

53. Corresponde descalificar la sentencia que confirmó una resolución del Ministerio del Trabajo y Seguridad Social por la cual se estableció el encuadramiento sindical de los trabajadores de la empresa recurrente, si para así decidir se basó en una desestimación genérica y abstracta de los argumentos de ésta, omitiendo pronunciarse sobre su legitimación activa para formular peticiones en la causa. De tal modo, la resolución omitió valorar que con el cambio de encuadramiento del personal de la empresa se induce a ésta al acatamiento de un convenio colectivo en el cual no participó, al tiempo que se la desplaza del ámbito de la convención en la que sí estuvo representada.
Dado que el nuevo encuadramiento sindical conferido por resolución administrativa a los empleados de la empresa recurrente produce un abrupto y sorpresivo cambio en el régimen Salarial y de retenciones y aportes con finalidad sindical y asistencial, así como la imposición de un fondo de contribución directa a cargo del empleador, resulta indudable el interés claro, concreto y legítimo de la empresa empleadora, interés que justifica su derecho a ser oída, a argumentar y formular peticiones en la forma y por las vías utilizadas.
Si bien los temas de encuadramiento sindical son de hecho, prueba y derecho común y, como regla general, ajenos a la vía del art. 14 de la ley 48, corresponde hacer excepción a este principio si la decisión judicial desconoce la legitimación procesal de la empresa para actuar en el juicio con fundamentos aparentes y sin considerar los argumentos oportunamente propuestos por la entidad productiva afectada para justificar su intervención.
Cabe reconocer la legitimación empresaria para actuar en litigio en que se discute el encuadramiento sindical de sus dependientes si el acto administrativo dictado al efecto le impone la obligación de recibir uno o más delegados en representación de la asociación sindical beneficiaria y de negociar colectivamente con ella, que puede tener un compromiso de muy distinta entidad con la actividad que desarrolla la empresa. (C.S.J.N., 13/08/1996, “Sindicato de Trabajadores de la Alimentación c/Ministerio de Trabajo”, DT 1996-B, 2058).

54. En una cuestión de encuadramiento sindical, conforme el sistema de la ley 23551 (B.O. 22/4/1988), ningún empleador tiene legitimación sustancial para intervenir, puesto que las únicas que pueden ser titulares de la pretensión que da lugar a una disputa de este tipo, son las asociaciones sindicales. Al respecto, esta Procuración del Tesoro ha dicho que: "Los empleadores carecen de legitimación activa para intervenir en controversias sobre encuadre sindical. Ello es así porque el encuadre sindical no prejuzga la aplicación de un convenio colectivo determinado..., agregándose que... una cosa es el encuadre sindical y otra diferente la aplicabilidad de una convención colectiva" (Dictámenes 107:54 y 176:90). (Procuración del Tesoro de la Nación, Dictamen Nº 165, “Federación Sindicatos Unidos Petroleros del Estado”, 01/11/1999, Dictámenes 231:131).

55. Los empleadores carecen de legitimación para intervenir en una controversia intersindical de representación, ya que de lo contrario resultaría afectación a los principios de autonomía y libertad sindical y en la no injerencia del empleador en una decisión referida al sindicato que ha de representar a los trabajadores que ocupa.
Los conflictos de encuadramiento sindical son contiendas que sólo giran en torno del ámbito de representatividad de las entidades profesionales, en el marco de las personerías gremiales, y que se refieren a la capacidad jurídica que emana de éstas, por lo que resultan ajenos a los empleadores. (C.N.A.T., Sala VII, 24/05/1993, “Unión Obrera Metalúrgica c/Estado nacional -Ministerio de Trabajo”, DT 1994-A, 958).

 

  1. Facultades del Ministerio de Trabajo

56. En el pronunciamiento de la Dirección Nacional de Relaciones del Trabajo y en los dictámenes que lo preceden (ver fs. 53/54 y sigtes.) se parte de la premisa del encuadre de los trabajadores en el genérico marco de la Federación Marítima Portuaria y de la Industria Naval de la República Argentina y este hecho hace que la convocatoria para la constitución de la comisión negociadora no aparezca como un mero acto preparatorio, como se sostiene en los considerandos de la resolución 499/04 (ver fs. 96/99), sino en una elíptica decisión del encuadramiento sindical, soslayando el procedimiento preestablecido por el ordenamiento legal.
En síntesis, el trámite para la conformación de una comisión negociadora no es idóneo para resolver una contienda de encuadramiento sindical para ninguna de las entidades que confluyen y sólo correspondería revocar la decisión en cuanto conlleva la afirmación dogmática de una representación controvertida.
(C.N.A.T., Sala IX, 28/04/2005, “Federación Marítima Portuaria y de la Industria Naval c/Ministerio de Trabajo”).

57. Debe descartarse el planteo de inconstitucionalidad del decreto 1040/01 (DT, 2001-B, 1714) que faculta al Ministerio de Trabajo a entender en conflictos intersindicales de representación cuando las entidades sindicales no convergieren en una única entidad de grado superior, toda vez que dentro del marco de los conflictos actuales, resulta común que coexista mas de una central de grado superior y asimismo no se priva a parte alguna de expresarse ni de ser oída. (C.N.A.T., Sala V, 14/03/2005, “Asociación del Personal de Economía y Hacienda c/Ministerio de Trabajo”).

 

  1. Efectos de la resolución del conflicto

58. La resolución administrativa de encuadramiento sindical tiene carácter declarativo y no constitutivo, por lo que sus efectos se remontan a su fecha de otorgamiento de la personería gremial, toda vez que no es más que una resolución aclaratoria o interpretativa, que al igual que las normas del mismo carácter, tiene efecto retroactivo (Carlos Etala "Derecho colectivo del Trabajo" pág 164). En consecuencia, una disputa de encuadramiento sindical no puede argüirse para invalidar una elección de delegados, especialmente en el caso, donde la resolución dictada reconoció el derecho representativo de la asociación sindical a la que pertenecía el trabajador. (C.N.A.T., Sala X,  30/09/2003, "Mauricio, Sergio c/Gejinsa Argentina S.A. s/amparo").

59. La resolución administrativa de encuadramiento no es constitutiva de un derecho sino declarativa frente a una situación planteada, por lo cual el sindicato a quien se le atribuye la representación, siempre mantuvo su derecho, aunque éste fuera en los hechos impugnado. Por ello, si se realizó la nominación del representante gremial y se cumplieron los requisitos legales (convocatoria, elección y designación) se ha ejercido el cargo conforme a derecho y quienes lo han desempeñado gozan de la estabilidad que les concede la ley frente al despido arbitrario. (C.N.A.T., Sala II,  11/02/2003, "Coppola, Carlos c/Gejinsa Argentina S.A. y otros s/despido").

60. Cualquiera sean los alcances temporales que es adecuado atribuir a la resolución de encuadramiento sindical, así como su incidencia en la aplicabilidad de una u otra convención colectiva de trabajo, si se pretende extraer de ella consecuencias patrimoniales por lapsos anteriores a la fecha en la que en virtud de la resolución en cuestión se aplicaba la celebrada por el sindicato cuya representatividad ha sido excluida, es menester efectuar una comparación global de ambos instrumentos. No es procedente atomizarlos a efectos de invocar aquellas cláusulas que favorecen de la que se aplicó, sin retroactividad, en virtud del encuadramiento, al tiempo que se conservan otras de la anterior. (del voto del Dr. Morando, en minoría).
El fallo judicial relativo a un encuadramiento sindical realizado por la autoridad administrativa, no tiene carácter constitutivo, ni fija, a partir del momento de su dictado, las relaciones entre las partes. Pero si tal fallo judicial puso fin a la cuestión de encuadramiento sindical, resuelto por la autoridad administrativa, dicha decisión tuvo por efecto confirmar un estado de cosas vigentes a ola fecha de tal decisión administrativa, y esto no es retroactividad, sino efecto propio de la sentencia. (Del voto del Dr. Capón Filas, por la mayoría). (C.N.A.T., Sala VI,  15/09/1993, "Ogas, Vicente c/Isocor S.A. s/diferencias de salarios ").

 
 
Haga clic aquí para acceder al sitio Web de ISLLSS
   
     
:: Asóciese  
     
:: Contáctenos  
     
:: Guía Judicial - Tribunales Laborales  
     
:: Ayuda  
     
:: Enlaces  
   

 
Suscríbase a la Newsletter  
ingrese su mail aquí    
   
Encuesta
 
 
   
Copyright 2008 © AADTySS - Av. Corrientes 1145 10° "A" Telefóno +54 (11) 4382-4242 / 4382-4275 / 4382-1390